Durante mi vida he hecho de todo, he sido comerciante, diplomático, periodista, banquero e industrial dentro de la Cervecería Nacional.

Fue allí, en la Cervecería Nacional donde pasé la mayor parte de mi vida profesional, fueron 21 años donde implementamos la permanencia de trabajadoras sociales dentro de la empresa, instalamos un banco de sangre que dio asistencia al empleado, a sus familiares y a otras personas, tuvimos la 1ra clínica médico dental dentro de la empresa con la asesoría de la CSS, muchos programas que fueron de beneficio permanente para los trabajadores de la Cervecería.

Pero la vida da muchas vueltas y la política tocó mi puerta, organizamos y fundamos el partido Solidaridad con la colaboración de mi hermano Gabriel Lewis y de Alberto Vallarino, participando así en el inicio de la democracia en Panamá. Fui candidato a presidente del país en las elecciones del 1994, lo cual me llevó a recorrer los rincones de mi patria y a conocer la calidad humana de nuestra gente, vi las bondades y las miserias del ser humano. Yo sabía que no tenía posibilidades de ganar, pero fue una experiencia muy aleccionadora.

Es así, tengo la dicha de tener una vida profesional llena de experiencias que nunca podré olvidar, pero es mi vida familiar la que me enorgullece y me arranca siempre una sonrisa.

Me casé muy joven, tenía solo 21 años y mi esposa Itza iba ya a cumplir 17. Con ella he formado una familia maravillosa, tenemos 6 hijos: Enrique, Mario, Adriana, Roberto, Ricardo e Itza, a los cuales les inculcamos valores que ellos han transmitido así a sus hijos, mis 12 nietos y estos últimos nos han dado la dicha de tener 12 bisnietos maravillosos.

He tenido la suerte inmensa de lograr lo más importante en la vida, una familia unida y llena de amor.

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn