POR QUE ESCRIBO

POR SAMUEL LEWIS GALINDO

Varios apreciados amigos me han preguntado con insistencia por qué sigo escribiendo.  Para darle respuesta a ellos me permito reproducir un artículo que escribí en 1992.

Un buen amigo me sorprendió en días pasados al decirme:  “Leo todos tus artículos con mucho interés y la mayoría de ellos me gustan, pero quisiera preguntarte: ¿Qué te impulsa a escribir?  Te refieres, por lo regular, a temas escabrosos y polémicas que te buscarán problemas que no necesitas; además, con muy poco tiempo para hacerlo”.

Reflexioné un buen rato antes de dar una respuesta a él y a mi mismo.  “Por ancestro, le contesté, me viene una fuerte vocación por las letras.  Nada mejor para cultivarlas y disfrutar de ellas que leer y escribir.  Alguien dijo una vez:  “El que escribe lee dos veces”.  Siento que toda persona que ocupa en nuestra sociedad una posición de relevancia tiene la obligación de hacerse partícipe en la discusión de los problemas de importancia que confronta el país.  El ciudadano con civismo arraigado debe, de acuerdo con su situación y posibilidades, contribuir a encontrar vías que conduzcan a la nación por senderos de progreso material y de superación moral y espiritual.  Tenemos que promover los genuinos valores de la patria para que nos sirvan de inspiración y guía.  No podemos marchar hacia adelante si no vemos hacia atrás y recogemos las sabias enseñanzas de quienes forjaron la nación.  Todas esas cosas, los aspectos más importantes de nuestra vida republicana, hay que divulgarlos constantemente para que las juventudes lo asimilen y puedan proyectarse con éxito hacia el futuro.  Es más fácil, por supuesto, y muy cómodo, guardar silencio y dejar que otros opinen.

Sept. 5, 2012

 

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn