Samuel Lewis Galindo

| Un espacio para reflexionar

Autor: Samuel Lewis Galindo (página 1 de 2)

POR QUE ESCRIBO

POR QUE ESCRIBO

POR SAMUEL LEWIS GALINDO

Varios apreciados amigos me han preguntado con insistencia por qué sigo escribiendo.  Para darle respuesta a ellos me permito reproducir un artículo que escribí en 1992.

Un buen amigo me sorprendió en días pasados al decirme:  “Leo todos tus artículos con mucho interés y la mayoría de ellos me gustan, pero quisiera preguntarte: ¿Qué te impulsa a escribir?  Te refieres, por lo regular, a temas escabrosos y polémicas que te buscarán problemas que no necesitas; además, con muy poco tiempo para hacerlo”.

Reflexioné un buen rato antes de dar una respuesta a él y a mi mismo.  “Por ancestro, le contesté, me viene una fuerte vocación por las letras.  Nada mejor para cultivarlas y disfrutar de ellas que leer y escribir.  Alguien dijo una vez:  “El que escribe lee dos veces”.  Siento que toda persona que ocupa en nuestra sociedad una posición de relevancia tiene la obligación de hacerse partícipe en la discusión de los problemas de importancia que confronta el país.  El ciudadano con civismo arraigado debe, de acuerdo con su situación y posibilidades, contribuir a encontrar vías que conduzcan a la nación por senderos de progreso material y de superación moral y espiritual.  Tenemos que promover los genuinos valores de la patria para que nos sirvan de inspiración y guía.  No podemos marchar hacia adelante si no vemos hacia atrás y recogemos las sabias enseñanzas de quienes forjaron la nación.  Todas esas cosas, los aspectos más importantes de nuestra vida republicana, hay que divulgarlos constantemente para que las juventudes lo asimilen y puedan proyectarse con éxito hacia el futuro.  Es más fácil, por supuesto, y muy cómodo, guardar silencio y dejar que otros opinen.

Sept. 5, 2012

 

Mes de la Patria

LA ACADEMIA PANAMEÑA DE LA HISTORIA

Y EL MES DE LA PATRIA

En relación con la celebración del 3 de noviembre, del día 10 y del 28 de noviembre la Academia Panameña de la Historia en 1961 manifestó que las “fechas aniversario de aquellos gloriosos acontecimientos deben ser dignamente celebrados.  En su declaración la Academia Panameña de la Historia no menciona por ningún lado otras fechas que también se le rinde homenaje en el Mes de la Patria.

La Academia manifestó lo siguiente:

1º.  Los pueblos del Istmo obtuvieron su independencia de España mediante un proceso espontáneo que se inicia con el Grito de la Villa de Los Santos el 10 de noviembre de 1821, se confirma y robustece con la acción de los Ayuntamientos de Natá, San Francisco de la Montaña y Panamá y concluye con la adhesión de la ciudad de Santiago de Veraguas y Portobelo, según consta en las Actas levantadas con motivo de aquellos sucesos;

2º.  Una vez proclamada la independencia de España en Junta General celebrada en la ciudad de Panamá el 28 de noviembre de 1821 los pueblos del Istmo, en ejercicio de su libre determinación, se incorporaron al sistema republicano implantado por Bolívar, en sustitución del régimen colonial imperante en el país, según consta en el “Acta Admirable” de esa fecha;

3º.  Sin desconocer los factores positivos, las experiencias adquiridas durante la asociación republicana con Colombia, evidenciaron la necesidad del gobierno propio, desligado de la unidad colombiana.  Circunstancias de diversa índole e intereses ajenos a las peculiares condiciones del Istmo provocaron los conatos separatistas de 1830 y 1831, coincidentes con la separación de Venezuela y el Ecuador de la Gran Colombia, actos que propiciaron diez años más tarde el pronunciamiento de 1840 y por último la cesación final del 3 de noviembre de 1903, para fundar la República con gobierno propio independiente;

4º.  En efecto, al declarar nuestra separación de Colombia el 4 de noviembre de 1903, el Consejo Municipal de Panamá, con la adhesión del Cabildo Abierto convocado para ese mismo día, proclamó la República “con gobierno independiente, democrático, representativo y responsable”.

5º.  En los días que siguieron a la proclamación de la República independiente todos los Municipios del Antiguo Departamento de Panamá respaldaron de manera expresa y solemne lo decidido en la ciudad de Panamá,

6º.  Con el reconocimiento universal de la República de Panamá, que no tardó en producirse, culmina el proceso de consolidación de la independencia panameña y el perfeccionamiento de su personalidad internacional iniciado el 10 de noviembre de 1821;

7º.  Los hechos enumerados demuestran que en el año 1821 se logró nuestra independencia de España e incorporación a la República de Colombia, y que el 3 de noviembre de 1903 se cumplió nuestra separación de Colombia, iniciándose la República independiente;

8º.  La ACADEMIA PANAMEÑA DE LA HISTORIA estima que las fechas aniversario de aquellos gloriosos acontecimientos deben ser dignamente celebradas, y que sus gestores y realizadores son auténticos próceres, merecedores de la gratitud de las presentes y futuras generaciones panameñas.

Dada en la ciudad de Panamá, a los veinte y un días del mes de diciembre de mil novecientos setenta y uno.  Ernesto J. Castillero R., Catalino Arrocha Graell, Rubén Darío Carles, Ernesto Castillero Pimentel, Rodrigo Miró Grimaldo, Alejandro Méndez Pereira, Juan Antonio Susto, Víctor Florencio Gotilla, Ernesto J. Nicolás, Bonifacio Pereira J., Manuel María Alba C., Benito Reyes Testa.

LOS PERIODISTAS Y LOS PERIODICOS

LOS PERIODISTAS Y LOS PERIODICOS.

POR SAMUEL LEWIS GALINDO

Comienzo por decir  que me siento periodista.  Una vez que te impregnas con la tinta de la imprenta seguirás toda tu vida siendo un periodista.  Es algo que llevas en el alma.  Alguien dijo hace poco con mucha razón:  “un extranjero que llega a Panamá y le da por leer un periódico o ver la televisión, toma inmediatamente el próximo avión.  Piensa, sigue diciendo, que Panamá se está acabando.”

Los periódicos, en general, incluyendo  a la televisión y radio son generalmente oposicionistas al actual gobierno.  Eso no está mal.   En una democracia los partidos de oposición y los medios de comunicación independientes tienen la obligación de hacer su trabajo.  Es decir, criticar los errores y aplaudir lo bueno.  Hay que separar el país del gobierno.  Se puede criticar siempre buscando no hacerle daño a la nación.  Algunos periodistas que se consideran “vacas sagradas” cualquier reclamo que alguien le hace por sus actuaciones o injustas acusaciones buscan como excusa protectora  que “se está  atacando la libertad de prensa”, no importa que ese “periodista” calumnie y afecte la honra ajena.  Yo sé, muy bien que son persecuciones y  que es la libertad de expresión.  Esto es sagrado en una democracia.

No se puede, pues, con falsas posiciones refugiarse en el periodismo sano y verás, para defenderse si se ha fallado a la ética que rige a los medios de comunicación.

A la libertad de prensa hay que protegerla a toda costa.  Ella se pone en peligro si existen gobiernos que no creen en ella o si los propios periodistas abusan de ella.

Julio 20, 2011

LAS MUJERES EN LA POLITICA

LAS MUJERES EN LA POLITICA

POR SAMUEL LEWIS GALINDO

Se le ha planteado a la opinión pública un proyecto de ley en la que se pide paridad en los puestos de elección a los hombres y las mujeres.  Anteriormente esta disposición establecía el 30% en la que obligaban a los partidos políticos a la postulación de mujeres, lo cual no pudo cumplirse por diversas razones.

Sin entrar a discutir la constitucionalidad del proyecto, voy a tratar el tema en forma sencilla y practica.  Debo declarar que no soy “machista”, ni nada parecido.  Quiero aclarar esto antes de entrar en el tema.

Las mujeres no necesitan decretos que les protejan sus derechos.  Ellas se imponen por su liderazgo y así lo han hecho muchas de ellas.  La historia nos tiene muchos casos en donde las mujeres se han destacado en las distintas actividades que han realizado.  Sin obligación de ninguna especie, sino solo por su talento y al esfuerzo las mujeres han superado a muchos hombres.  Así tenemos que la Dra. Ester Neira de Calvo, la legisladora Gumercinda Paéz, la educadora Sara Sotillo y las políticas Mireya Moscoso, Balbina Herrera y Mayín Correa, para mencionar solo unos pocos casos, donde distinguidas damas han sido exitosas.

Ellas les deben todo a sus méritos personales y no necesitaron de nada, es decir, de ninguna ley para lograrlo.  Cada cual se gana en los partidos su derecho sin que haya necesidad de tomar en cuenta su sexo, color o religión.  Solo cuentan su esfuerzo, dedicación y liderazgo.  Los partidos, por lo regular, no discriminan.  Buscan siempre a posibles ganadores.  Su fin es llegar al poder para lo cual buscan a las personas que más arraigo tienen en la comunidad.  También hay que tomar en cuenta que los partidos políticos en su afán por democratizarse han establecido las primarias de donde salen para los puestos de elección.

¿Cómo, me pregunto, quedaría este proyecto si por alguna razón no cuentan los partidos  con el número establecido de mujeres en las postulaciones.  Estarían entonces los partidos incumpliendo con la ley?    Como viene ocurriendo con el 30%.

Obligar a un partido a postular a unas mujeres para poder cumplir con la ley, lo llevaría posiblemente a tener un fracaso político grandísimo, si ellos por llenar un determinado porcentaje no cuentan con las cualidades que el elector busca.

La mujer ha demostrado siempre que es capaz, ordenada y muy trabajadora.  Se necesita, pues, buscar la manera de estimularlas para que se agiten más en la política.

  Octubre 4, 2010

NUESTRA POBRE EDUCACION

NUESTRA POBRE EDUCACION

POR SAMUEL LEWIS GALINDO

Nadie pone en dudas de que la educación en Panamá es sumamente deficiente y que cada año se afecta negativamente más.  Podemos decir, sin temor a equivocarnos, que ella es un completo desastre.

Qué hemos hecho para cambiar esta situación y mejorarla?  Nada.

Las deficiencias sobre la educación muy pobre que hoy damos a nuestros hijos tiene varios responsables:  el Ministerio de Educación, los  educadores y los padres de familia.

Las entidades educativas no han tenido la capacidad de lograr una reforma integral en nuestros planes educativos que evite que la Universidad Nacional tenga que disminuir sus índices de aceptación para ingresar en sus aulas a cientos de alumnos que anualmente se gradúan de nuestros colegios.

Los educadores, agrupados en distintas organizaciones, se oponen muchos de ellos a todo cambio, como es el caso actual, cuando se quiere introducir reformas al curriculum educativo comenzando con un plan piloto en algunas pocas escuelas.  En lo que sí están de acuerdo todos,  y se unen en un gran esfuerzo, es en lograr mayores beneficios económicos los cuales disfrazan integrándolos a otros temas de interés nacional.  Han demostrado nuestros educadores poca capacidad  de mejorarse y sus líderes demuestran, la gran mayoría, con sus apariciones públicas su escasa preparación y gran pobreza en el lenguaje que utilizan.

Los padres de familia, por su lado, con una pasividad criticable aceptan la situación actual de la educación y se conforman con que sus hijos vayan a las escuelas sin saber mucho o nada de lo que ellos estudian.  No protestan ni exigen por un mejor sistema educativo.

Tenemos, pues, que ver todos, autoridades ministeriales, educadores y padres de familia la urgencia de que se adopte un nuevo plan educativo dejando de lado todo interés personal o sectario.

No podremos de otra manera mejorara las capacidades de buen trabajo para las futuras generaciones, que no podrán,  por falta de adecuada educación,  mejorar sus condiciones de vida.

La única manera de salir de la pobreza y disminuir la brecha existente entre ricos y pobres es con buena educación.   No hay otra forma.  Lo demás es pura demagogia.

Marzo 1, 2010

LA RESPONSABILIDAD DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

LA RESPONSABILIDAD DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN.

POR SAMUEL LEWIS GALINDO

En días pasados un grupo de amigos estábamos viendo en la televisión el noticiero de la tarde.  Miren –dijo uno- como se le está dando una exagerada publicidad a las noticias rojas.  En efecto, en un mismo noticiero la escena criminal era repetida varias veces.  Trataban con esa práctica –concluimos- llamar la atención de la teleaudiencia para que “no se perdiera todos los detalles del hecho”.  Por lo regular se ignora o se le da muy poca importancia a hechos positivos, como por ejemplo, al proyecto que el Jefe de la Policia, Gustavo Pérez, lleva a cabo de visitar a los distintos centros escolares para tratar de concientizar de los efectos dañinos para la sociedad cuando estos cometen acciones violentas.  No ignoramos que existe una gran “pelea” entre  los distintos medios por el “rating”.  Las televisoras, en términos generales, podrían mantener el mismo “rating” presentando programas novedosos que calen en la ciudadanía, más que la repetición de crímenes que ningún fin constructivo logran.

La competencia y el propósito de llamar la atención del televidente no está mal; eso es muy comprensible.  Ojala, pudieran, sin embargo, tratar que la presentación de la nota roja se haga en forma más moderada.  En los EEUU con un nivel de criminalidad mucho mayor, por supuesto, que el nuestro, las cadenas de televisión solo presentan, por lo regular hechos criminales de gran significación o verdadera importancia para la comunidad.

En adición a lo anterior, es criticable también las telenovelas, en especial las de violencia, que son la mayoría.  Se deben presentar estas en horas que no afecten a los menores de edad.

Para quien cree, como el que estas líneas escribe,  que la libertad de expresión debe mantenerse siempre por encima de cualquier tipo de censura, es a los propios medios quienes deben hacerse una autocrítica y tratar de cambiar el estilo de sus presentaciones.

Las críticas, que en mi concepto comparte la mayoría de la sociedad, no se limitan solamente a la televisión.  El periodismo de prensa y de radio tienen una gran responsabilidad  también con el público y deben hacer una reingeniería total de sus programaciones para darle más despliegue a las cosas positivas y menos a esas noticias escandalosas  y muchas veces de gran violencia, así también como de exagerada pornografía y nudismo que ningún buen ejemplo  le dan a la sociedad.

Sería  muy positivo que, sin ningún tipo de presión, en una charla amigable, el Ministerio de Gobierno reuniera a los distintos encargados de todos los medios de comunicación y les  exteriorizara la preocupación ciudadana por la forma en que ellos vienen hoy día presentando sus distintos programas.  Se trata de que los medios hagan además de la autocrítica  eviten, hasta donde ello sea posible, enviar sus mensajes  que en una forma u otra  puedan lograr un desmejoramiento de la moral del panameño.

Diciembre 10, 2009.

 

JAIME DE LA GUARDIA A

JAIME DE LA GUARDIA A.

POR SAMUEL LEWIS GALINDO

Conocí a “Jimmy” De la Guardia hace muchos, muchísimos años.  Hijo del recordado galeno Jaime De la Guardia y Matilde Arango quienes eran, por afecto, integrantes muy apreciados de nuestras familias.  Recuerdo mucho con gran nostalgia los domingos cuando muy joven, Jimmy con su familia y yo con la mía pasábamos juntos en el “Caney” finca veraniega de Jaime y “Maty” en Arraiján.

“Jimmy” casado con Rosemary Porras tuvo una  hija, Elisa, que contrajo matrimonio con mi hijo Enrique.  La amistad y el afecto con él y “Rosie” se acrecentó por la nueva relación familiar.

Con el pasar de los años fui conociendo mejor y más íntimamente a “Jimmy”.  Llegué a admirar muchas de las virtudes que adornaron su prolifera personalidad.  Procuré    emular su dedicación por su familia.  Su vida giró siempre en torno a ella.  Fue algo que me impactó y dejó huellas imborrables en mí.

“Jimmy” sentía una pasión incontrolable por el golf.  Hombre de naturaleza tímida, con una humildad genuina y un físico endeble, sufría una transformación radical al llegar al “tee” del primer hoyo.  Dejó su sencillez a un lado y dio paso a la arrogancia.  Su característica timidez, la convirtió, como por arte de magia, en agresividad.  Su tolerancia la dejó atrás para ser inflexible.  Su excelente juego, que intimidaba a sus adversarios, se lo permitía.  Sin duda alguna fue un gran golfista, pero también un gran caballero.  Siempre fue estricto en su juego y muy formal, pero sobre todo honesto como pocos.

Seguí sus pasos como golfista, pero nunca jugué con él; le tenía miedo, así era de bueno él en su juego y yo de malo en el mío.

Octubre 26, 2005.

 

PANAMA EL PAIS QUE CRECE DE NOCHE

PANAMA:  EL PAIS QUE CRECE DE NOCHE

POR SAMUEL LEWIS GALINDO

Cuando yo, con mis ímpetus juveniles, le exteriorizaba a mi suegro, Eduardo Morgan, mis preocupaciones por el futuro de Panamá, me contestaba siempre con mucho convencimiento:  “el país, hijo, a pesar de todo lo que hagamos por perjudicarlo va creciendo noche a noche”.  Sus palabras entrañaban una gran realidad.

Panamá en estos cien años de vida independiente ha podido superar muchos obstáculos de diversas índoles que afectaban su desarrollo.   Hemos tenido gobiernos, malos, muy malos y mediocres.  Pocos relativamente buenos.

Nos hemos sobrepuesto a condiciones políticas y desafueros periódicos de regimenes militares, golpes de Estado, paquetazos electorales para imponer candidaturas, no solo presidenciales, sino de legisladores y de concejales.  Los “pie de guerra” de ayer y los “batallones de la dignidad” de reciente data quedaron, afortunadamente, atrás.  Hemos soportado innumerables atracos a las finanzas públicas y la vigencia de la inmunidad e impunidad de funcionarios públicos.  Superamos la rotura de relaciones diplomáticas con los EEUU y una invasión de ese país.  Pasamos por dos guerras mundiales y varias crisis económicas, recesiones e inflaciones mayores de dos dígitos.  Negociamos 4 tratados y varios proyectos de los mismos antes de lograr nuestra plena soberanía en lo que fue la Antigua Zona del Canal.  En fin nuestra historia está llena de contradicciones, pero siempre hemos podido con voluntad y determinación imponernos sobre nuestros propios errores.

Sin remontarnos mucho al pasado y deteniéndonos, haciendo un paréntesis en el presente, tenemos que el gobierno que terminó el 31 de agosto no pudo ser peor.   El desorden fiscal, la corrupción generalizada y la falta de una visión desarrollista tendiente a mejorar las condiciones de todas las capas de nuestra sociedad fue una de sus características.

A pesar de todo lo negativo que estos cinco años representaron al país,  como decía mi suegro:  “Panamá creció de noche”.   La actividad privada continuó desarrollándose venciendo muchos de los obstáculos impuestos por el sector público.  Nuestro producto interno bruto de B/.4.1 representó un crecimiento económico muy saludable y superior a cualquier país del área centroamericana e inclusive de nuestra vecina Colombia.  Muchos se  preguntarán a que se debe ese despunte económico.  Pienso, sin ser economista, ni profundizar su tema, que a dos cosas.  Una  el sistema democrático en que hemos vivido en los últimos quinquenios y a que el empresario panameño ha llegado convencerse de que no necesita del paternalismo estatal para desarrollarse.  Solo aspira, el empresario, a que lo dejen solo que no haya ingerencias estatales en sus asuntos  que le limiten el crecimiento de sus negocios.

Mientras el país mantenga su estabilidad política y los ciudadanos tengamos seguridad, “Panamá seguirá creciendo de noche”.

Septiembre 4, 2004.

 

Se Fué Felipe El Bueno

Se Fue Felipe El Bueno 001

Se Fue Felipe El Bueno 002

El Problema Educativo

El Problema Educativo 001

El Problema Educativo 002

El Problema Educativo 003

Antiguas entradas

© 2020 Samuel Lewis Galindo

Desarrollado por Activación DigitalArriba ↑